Mil miligramos de calcio por día para prevenir la osteoporosis

A fin de prevenir la osteoporosis, se deberían consumir -en general- alimentos que proporcionen mil miligramos de calcio por día. El especialista José Zanchetta afirma que los estudios epidemiológicos permiten la comprensión de esta enfermedad que debilita los huesos y la toma de conciencia acerca de la importancia de las campañas de prevención y de diagnóstico. Artículo publicado en Agencia CyTA - Instituto Leloir-

El cuidado temprano de nuestros huesos desde la niñez previene el desarrollo de osteoporosis en la vida adulta, una enfermedad que se caracteriza por la disminución en la densidad y calidad de los huesos.  

"Si bien la conciencia que tiene la población sobre las medidas que pueden prevenir esa enfermedad es mayor en la actualidad, todavía son muchos los detalles que la población desconoce", afirmó a la Agencia CyTA el doctor José Zanchetta, presidente de la Sociedad Argentina de Osteoporosis y miembro del comité directivo de la Fundación Internacional de Osteoporosis. Y agrega: "Hay mucho que podemos hacer diariamente para cuidar nuestros huesos y los de nuestros hijos. El cuidado debe comenzar desde la tierna infancia. La dieta adecuada en calcio, el ejercicio regular, la exposición solar adecuada, la vida saludable sin excesos de tabaco y alcohol (ambos elementos son tóxicos para el esqueleto) favorecen el desarrollo, fortalecimiento y mantenimiento de los huesos sanos y fuertes. Por otro lado, la detección temprana de la enfermedad cumple un papel fundamental en su manejo futuro".


Calcio y vitamina D

Cuando no se aporta el suficiente calcio al organismo, el esqueleto, se descalcifica y a largo plazo se vuelve frágil ante leves traumas que pueden producir fracturas, subraya el doctor Zanchetta que también se desempeña como directo médico del Instituto de Investigaciones Metabólicas.

Paralelamente el consumo de vitamina D es clave para que se fortifiquen los huesos. "Este tipo de vitamina favorece la absorción y utilización del calcio, y si bien puede ser aportada por algunos alimentos fortificados, como los lácteos, la principal fuente de vitamina D es nuestro propio cuerpo, pues nuestra piel expuesta al sol inicia su producción", explica Zanchetta. 

Y prosigue: "La principal función de la vitamina D es ayudar a que el calcio se absorba en el intestino. En situaciones extremas de falta absoluta de exposición solar en niños, puede ocasionar raquitismo, y malformación de los huesos. Se recomienda la exposición solar de 15 minutos en brazos y piernas por día (caminatas, compras) evitando los horarios no recomendados (11 a 16 horas). Si hay contraindicaciones para la exposición solar (como en personas con antecedentes de cáncer de piel) también se puede suplir fácilmente con gotitas medicamentosas."

De acuerdo con el especialista lo recomendable es incorporar el calcio de los alimentos y los más indicados son los lácteos. "Las necesidades pueden variar en distintos momentos de la vida pero en líneas generales son 1000 miligramos (mg) de calcio por día", destaca.

En este sentido el doctor Zanchetta afirma que es útil conocer cuánto calcio contienen los distintos lácteos para armar el menú diario. A modo de ejemplo puntualiza que una porción de queso semi blando aporta 700 mg de calcio, un yogurt de 250 entre 350-400 mg, un yoghurt fortalecido 450-500 mg, un vaso de leche de 200 ml contiene 200mg y un vaso de leche fortalecida cerca de 250-300 mg.

"Si no se pueden cumplir los requerimientos diarios por alguna razón como intolerancia se pueden suplir con suplementos en comprimidos", señala el especialista.


Mayor prevalencia en mujeres

Si bien la osteoporosis la padecen ambos sexos, esta enfermedad afecta más a las mujeres, sobre todo después de la menopausia. A fin de conocer su prevalencia en esta población el doctor Zanchetta y un equipo de colegas realizaron un estudio epidemiológico en el que fueron evaluadas 4 mil mujeres postmenopáusicas argentinas.

Los resultados del trabajo, presentados en el "7mo. Congreso de la Sociedad Iberoamericana de Osteología y Metabolismo Mineral" en 2007, mostraron que el 35 por ciento de las mujeres posmenopausicas mayores de 50 años tienen osteoporosis según la clasificación dispuesta por la Organización Mundial de la Salud. 

De acuerdo con Zanchetta estos resultados serían vigentes hasta la fecha y extrapolables al conjunto de mujeres de esa franja etaria del país. Y afirma que en esta etapa de la vida de las mujeres se vuelve crucial mantener óptimos niveles de calcio.

Por otra parte, el especialista advierte que en el caso de los ancianos donde los niveles de calcio suelen disminuir se vuelve crítico evitar caídas para prevenir fracturas. "Se debe cuidar la vista, entrenar el equilibrio y fuerza muscular, utilizar calzado cómodo y liberar la casa de obstáculos que faciliten los tropiezos, entre muchas otras medidas", destaca.

"Gracias a los estudios epidemiológicos podemos tener una idea más concreta de éste problema, lo cual puede ayudar a que la sociedad en general tome conciencia acerca de la importancia de las campañas de prevención y de diagnóstico pudiendo así identificar a las pacientes con riesgo", enfatiza el doctor Zanchetta. Y concluye: "La prevención juega un papel importantísimo, los alimentos, la nutrición y el ejercicio favorecen el desarrollo, fortalecimiento y mantenimiento de los huesos sanos y fuertes y la detección temprana de la enfermedad cumple un papel fundamental en su manejo futuro. La consulta al medico sobre la salud ósea es fundamental."

- Fuente: 27/04/11 - Agencia CyTA - Instituto Leloir


 

0
0
0
s2sdefault