¿El agua tomada con la comida engorda?

Falso. El agua no aporta calorías, por lo tanto no engorda aunque se tome antes, durante o después de las comidas. Si se bebe mucha agua antes de comer puede provocar sensación de saciedad y así evitar el consumo de otros alimentos. Tomar mucha agua durante las comidas puede hacer que la digestión sea más lenta debido a que se diluyen en ella los jugos gástricos. 

Las Guías Alimentarias para la Población Argentina recomiendan beber, a lo largo del día, al menos 2 litros de líquidos, sin azúcar, preferentemente agua.

Te invitamos a leer nuestra nota sobre el hidratación y consumo de agua en nuestro sitio. Link aquí  Agua potable: la bebida ideal para una hidratación saludable 


0
1
0
s2smodern